ElCiudadano.gob.ec

Noticias

Ministerio de Educación terminó el contrato con empresa china que no cumplió lo acordado

Ministerio de Educación terminó el contrato con empresa china que no cumplió lo acordado
julio 13
13:40 2018

Quito (Pichincha). – El Ministerio de Educación informó que finalizó el contrato, de manera unilateral, con la empresa china Railway debido a incumplimientos en las especificaciones técnicas determinadas en los términos de referencia, así también por superar el valor de las multas conforme a la normativa legal vigente.

El Ministerio y China Railway No.9 Engineering Group suscribieron, el 18 de agosto de 2015, un contrato para la adquisición de 200 unidades educativas provisionales tipo Milenio (prefabricadas), incluido su ensamblaje, instalación y puesta en operación, a nivel nacional, por un monto de 196,9 millones de dólares, con un plazo de 630 días para la ejecución. El 18 de mayo del 2016, el Ministerio de Educación entregó 29 millones de dólares por anticipo al contrato, cuyo plazo terminó el 9 de junio de 2018.

Se puntualiza que la empresa obtuvo una extensión del plazo tras una reprogramación del cronograma por dificultades debido a la temporada invernal. Pese a ello, para el 9 junio del 2018, cuando venció el nuevo plazo, no se subsanaron las inconformidades técnicas de las unidades educativas existentes.

Pese a la terminación del contrato, el Ministerio garantiza el acceso a la educación de los estudiantes que podrían ser afectados por el incumplimiento por parte de la contratista. Es importante indicar que el 27 de marzo de 2018, la entidad solicitó la intervención de la Contraloría General del Estado para que realice los exámenes correspondientes a este contrato en todas sus fases.

El Ministerio de Educación reiteró que uno de sus objetivos es dotar de nueva infraestructura educativa a escala nacional, por lo que lleva adelante las gestiones respectivas para mantener los recursos necesarios y realizar un proceso de construcción de unidades educativas en todo el territorio ecuatoriano. GFS/El Ciudadano